viernes, 20 de junio de 2008

PROFECIAS EN LA CANCHA 3


Augusto Bargulla fue visto por todos los jugadores de Dalla costa: pocos han reparado en él. Es el canchero que cuida los vestuarios de la cancha 3 en Juniors. Es el hombre de la boina gris, que tiene bigotes canosos y vio varios partidos del albinegro apoyado en una pala marrón. A veces tiene un escarbadiente entre los dientes: habla poco, pero cuando lo hace, instaura. Para algunos, es el Nostradamus de la liga Jujeña. Dice frases que luego, se realizan. También le dicen el Conde de Barrio Inaudi, por Saint Germain.

Cuando vio Dalla Costa- Portofino, se acercó a nuestro fotógrafo y le señaló: Quizá el río aún no haya desbordado/ quizá la delantera no conozca el león que viene del Norte/ tendrán problemas con el santo que desposó a María/ y lo solucionarán si toman buenos colectivos”.

Bargulla va seguido al baño de la cancha 3, allá donde orinó un conocido delantero. El olor a azufre es extraño. Antes del partido con Merengues tuvimos que emigrar de allí, porque al tirarse la cadena salían pequeñas bolsitas verdes, con estrellas de nylon incrustadas. En el partido frente a Indiana, estaba detrás de un árbol, lindante con el muro de ladrillos, y gritó: “Cómo no entienden, como no comprenden/ que la cancha 2 no sería/ sin la cancha 3?”.

Pasó desapercibido porque justo vino el gol de Hernán. Mientras festejábamos, Bargulla decía: “he visto a tantos felices, he visto a tantos morir. Hongos crecen, donde rabiaban alegrías.” Sin rencor, tomó su celular y se contactó con un conocido árbitro de esta liga:

- Si, esta noche, en Volver. Fabián Vena, muy gracioso

Un atrevido marcador de punta le preguntó: Bargulla, este año vamos a clasificar?
- Quiénes son ustedes?
- Dalla Costa, los de blanco, con rayitas negras

Mostró los dientes amarillos, con varios huecos. Por uno de estos, salía una de las bolsitas, de un color celeste claro:
- Soda cáustica (abrió los labios). Tragué soda cáustica
- Bargulla, en serio? Lo llevamos al de Urgencias…
- Qué me vas a hablar de Urgencias a mi? Quien me va a llevar al hospital de qué? Pero quién tiene los huevos suficientes para llevarme a mi a algún lado? Soy Augusto Bargulla, el Nostradamus de Inaudi, pero quién me va a llevar, pero…- y tomó la pala y la sujetó con fuerza y el marcador de punta se abrió y, un pie primero, se escapó hacia el playón de cemento, donde Martín deja siempre el auto

Soda cáustica y la puta que lo parió- y se tomaba los genitales, y sacaba bolsitas entre sus dientes, y abrazó la pala, en la cancha 3, allí donde Vera siempre pasa y hace cruces con sal en el piso…

2 comentarios:

  1. a uno no lo dejan tener un romance en paz...

    the trumpet

    ResponderEliminar

COMENTARIO: